Tupã Tenondé



Para conocer las Primeras Palabras Hermosas del Fundamento del Mundo debes despertar el corazón. Para despertarlo precisamos darte tu nombre, celebrar tu Palabra-alma y ¡cantar! Así despierta tu Tono dentro de tu corazón, una tonalidad de la Gran Música Divina.
Entonces vamos a celebrar y ¡cantar!
De este modo, la creación podrá entonar en el mundo terrenal., para ser en la tierra lo que su esencia sagrada es en el cielo– escultor, tejedor, cantante y transformador de la vida.



PRIMERA ERA (CIRCULO CON PUNTO) LO MANIFIESTO

Nuestro Padre-Primigenio, Padre-Madre Creador
Se creó a sí mismo
en la Vacía Noche iniciada.



Antes de que existiese el Sol
El creador existía por el reflejo de su propio corazón!
Su esencia es ritmo, Espíritu-Música
es el Gran Sonido primero: Tupã Tenondé



2) Los FUNDAMENTOS DEL SER AYVU RAPYTA (CIRCULO CON 2)
Antes de que existiese la Tierra
en medio de la Noche Primera
y antes de tener conocimiento de las cosas
el AMOR era.
Así el alma-sonido se desdobló del amor
Habiendo creado en su soledad sagrada 
el himno de la VIDA
Antes de que existiera la tierra.
En medio de la Noche Primera
Y antes de que se tuviera conocimiento de las cosas
Se originó un sonido sagrado 
Creado de la bien aventurada soledad.

Y así co-creó los Padres verdaderos de las palabras almas
las Madres verdaderas de las palabras almas.



Fue así que asentó en el centro de nuestro corazón
el origen de la palabra alma
el Sonido - vivo de cada ser humano.

3) LA SEMILLA DE LA MADRE TIERRA YVY TENONDÉ (Tres círculos)

EL verdadero gran Misterio, el primero,
concibió de su cetro
el germen de la Madre Tierra,
las cuatro respiraciones de la Gran Madre.

Forma de 4


Creó una palmera eterna en el futuro centro de la tierra
Creó otra en el Naciente 
y otra más en el Poniente
creó una palmera eterna en el Sur
y otra en el Norte:
esas cinco palmeras aseguran el eje de la morada terrenal, 
y la columna vertebral del ser humano.


Después de esta creación
inspiró el canto sagrado del Hombre a los Padres Primeros
inspiró el canto sagrado de la Mujer a las Madres Primeras
para que pudiesen a su debido tiempo 
erguirse en gran número en la Tierra.

4) LA TIERRA - EL MUNDO MATERIAL. (círculo pag.81) Ñande Cy

Cuando está por tomar asiento un ser4 que alegrará
Los que llevan la marca de masculino
O la marca de femenino,
Envía a Tierra una palabra alma buena para que encarne.



" IRÁS A LA TIERRA
ME RECORDARÁS EN TU CORAZÓN
ASI YO HARE QUE CIRCULE MI PALABRA.
YO INSPIRO PALABRAS HERMOSAS EN TU CORAZON
DE MODO QUE NO PUEDES IGUALARTE
A LAS IMPERFECCIONES DE LA MORADA TERRENAL"

TÚ ERES UN SONIDO ANDANTE:
TUPY QUE CANTARÁ VIDAS.
CADA CUAL EN SU TONO


"Irás a la Tierra, hijo del Gran Espíritu
Considera con fortaleza la morada terrenal,
y aunque todas las cosas en su diversidad
se presenten a veces horrorosas
debes enfrentarlas con valor.

La esencia-madre de cada alma
El don de cada ser
Vendrá del poder del fuego
Del poder de la tierra 
O del poder del agua
O incluso del viento.
Las cualidades de la flor o de la hoja
Las cualidades de la piedra o de la madera
O incluso de la neblina y de los campos
Estas ayudarán el caminar del lenguaje
En la morada TERRENAL




El origen del Maíz – sacrificio como alimento

“Hay dos versiones de la formación de la cultura Tupi en ese mito. Las dos versiones mencionan un diluvio. Hablan de aguas que inundaron una antigua morada, un antiguo lugar. Lo que esas dos versiones tienen en común es el diluvio”, recuerda Kaká Werá.

“En una de ellas, escapan, inicialmente dos personas, que se agarran al tronco de una palmera. Entonces, la palmera salva esas dos personas. Uno de ellos se llama Tamendonari, y el otro, Sumé.”

“En la otra versión, una rueda de fuego se coloca como una canoa de fuego que vuela. De esa manera, no son sólo dos los que se salvan, sino otros también. Ellos son retirados de aquel lugar y llegan a un sitio, que hoy sería donde es Amazonia, cerca de Acre - geográficamente demarca el principio de la civilización Tupi.”

“En esas dos versiones hay esas diferencias, cantadas todavía en algunas regiones, y cuentan la historia de la palmera, que salva a esas dos personas. Y, que cuando arribaron a aquel lugar, son acogidos por una tribu local, por el pueblo del lugar. Y es ahí donde ellos se mezclan con ese pueblo y forman otra raza, otra cultura.” 

“Los que llegaron fueron llamados Tupanos, que es de donde viene Sumé, Tamendonari. Y los que estaban allí, que ya habitaban esa región eran los Guaraní, hijos de Guarantã. Y de esa unión de pueblos se formó la nación Tupi-Guaraní.”

“Esa es una historia que es un poco mítica, pero para algunos estudiosos, algunos observadores, ese fue un acontecimiento que realmente ocurrió hace miles de años.”

“Lo que se confunde con el mito es esa parte de la historia de la llegada a aquella región. Cuando llegaron allá, la tierra estaba pasando por una situación de calamidad, porque no había más alimento, caza, pesca. La tribu local pasaba hambre.”

“Ahí, un cacique, preocupado porque, no sólo su familia, sino toda la comunidad ya estaba corriendo el riesgo de exterminarse, se retiró a su oca y preguntó, pidiendo ayuda a Tupã, puesto que Tupã ya lo había salvado del diluvio de la morada anterior. El preguntó a Tupã qué debería hacer para que la tribu no fuera diezmada. Y, Tupã, entonces, le dijo que se debía enterrar vivo, que hiciera un hoyo, se pusiera adentro, pidiera para ser enterrado y que, a partir de él sería generado un alimento que serviría a toda la tribu y a todas las generaciones futuras.” 

“Él aceptó hacer ese sacrificio. Entonces se abrió un foso, donde fue enterrado vivo y en aquel local nació el primer maíz, el primer awati, como el maíz se llama en la lengua Tupi.”

“Para que tengan una idea, la palabra awati, “awa”, que significa ser, espíritu y “ti , que es un sufijo indicando algo precioso, una preciosidad traduce como el maíz es llamado hasta hoy: un ser precioso, awati.”

“En el mito, entonces, el espíritu de Sumé se transforma en un sol y su cuerpo, el cuerpo físico, se transforma en la planta maíz, en sus raíces. Mas su espíritu se transforma en un sol y él se torna el mentor, el espíritu-maestro, el conductor de todo nuestro pueblo desde entonces, de toda la raza Tupi.” 

“Su espíritu se transforma en sol en el sentido de adquirir una expansión espiritual. Y también por eso va hacia el sol. La tradición Tupi considera un mundo original, llamado Araima, el propio sol, no sólo físico, sino también como un mundo original. Entonces, él se dirige al sol.”

“En fin, la historia es esa. Hay una parte mitológica y una parte considera como real.” 

La canción de los hombres

Cuando una mujer, de cierta tribu de África, sabe que está embarazada va hacia la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparezca la” canción del niño”.
Cuando nace el niño, la comunidad se reúne y le canta su canción. Luego, cuando el niño empieza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.
Cuando se hace adulto, la gente se junta otra vez y canta.
Cuando llega el momento de su casamiento la persona escucha su canción.
Finalmente, cuando su alma está por partir de este mundo, la familia y amigos se acercan y, como en su nacimiento, cantan su canción para acompañarlo en el “viaje”.
En esta tribu africana hay otra ocasión en la cual los hombres cantan la canción.
Si en algún momento de la vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, lo llevan hasta el centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor.
Entonces, le canta su canción.

La tribu reconoce la corrección de las conductas antisociales, no es el castigo; es el amor y el recuerdo de su verdadera identidad.

Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no deseamos ni necesitamos perjudicar a nadie.

“Tus amigos conocen tu canción y la cantan cuando la olvidas.
Aquellos que te aman no se pueden engañar por los erros que cometes 
o por las oscuras imágenes que muestras a los demás.
Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo,
Tu totalidad cuando estás destrozado,
Tu inocencia cuando te sientes culpable,
Y tu propósito cuando estás confuso”